10 Tipps

francaisgermaninglesa

10 Tipps

Niños plurilingües

Nuestras dos hijas  mayores hablan cuatro idiomas, lo afirmo, en la escuela de mamá aprenden a leer y escribir, sus cuatro idiomas. La más pequeña aprende con sus hermanas.

  • ¿Cuál es nuestra estrategia?
  • ¿Cómo logramos mantener los idiomas?

Pues bien aquí está nuestra técnica.
¡A trabajar papas!!

1. Implementar una estrategia de comunicación

En sus primeros meses o años el niño necesita de nosotros para adquirir un idioma, somos su fuente de aprendizaje, su herencia cultural. ¡Debéis ser consecuentes! ¡Hablad solo vuestro idioma materno sin mezclar palabras! Es importante para que cuando se encuentren frente a una persona monolingue la comunicación sea fluida.
En nuestro caso establecimos una estrategia, para comunicarnos a nivel familiar. Yo hablo con mis nenas desde que nacieron en español. Mi marido les habla en francés. Ya se, os preguntáis: ¿Y cuándo estáis los cinco juntos? Bien, cada uno de nosotros (los padres) continuamos hablando en nuestras lenguas maternas. Es verdad, suena a conversación de locos, pero nos funciona. Para obtener mayor información leed el siguiente artículo: Método OPOL “Una cara, un idioma”

Flujo-Comunicativo

2. Generar hábitos

Los seres humanos no nacemos con los hábitos programados en nosotros mismos, ellos no son innatos. Los hábitos se adquieren y son influenciados por nuestro entorno. A través de los hábitos surge la oportunidad por ejemplo de que empecéis a hablar con vuestros hijos, vuestro idioma materno.
En nuestro caso nosotros implementamos diferentes hábitos para dar lugar a mayores momentos de comunicación familiar, por ejemplo a la hora del desayuno nos contamos lo que haremos de nuestro día. Puede parecer algo obvio, pero en nuestro mundo multilingual es un granito más de arena que aportamos de nuestras lenguas maternas, antes de salir a enfrentar la cultura e idioma del país que nos acoge.
SAMSUNGOtro  hábito que adoptamos es: “El juego del restaurante a la hora de la cena”. Nuestras hijas aprenden a poner la mesa nombrando cada objeto por su nombre en español o francés y nos anuncian el menú que degustaremos cada noche. Esta es una manera sencilla y práctica de ampliar el vocabulario gastronomico de nuestras princesas. 🙂

3. Ampliar el circulo de amigos culturales

Sin duda alguna, mis hijas no dominan nuestros idiomas maternos solo porque nosotros los hablamos, sino porque trabajamos consecuentemente en ello. Hay que tener en claro que los niños aprenden un idioma sobre todo junto a otros niños. Precisamente para ampliar elamigocultural vocabulario de nuestras hijas, hemos formado grupos de amigos según nuestros idiomas. Es importante hacerlo, si tienen la posibilidad.

Por ejemplo, nosotros organizamos:

  • Paseos y juegos en las tardes con otros niños que dominen nuestro idioma materno.
  • Almuerzos o cenas con familias agrupadas por idiomas.(Francés, español, inglés,  o alemán)
  • Cuando nos es posible viajamos a nuestros países de orígen o la familia nos vine a visitar.
  • Utilizamos video conferencia  con familiares o amigos, etc.

De este modo nuestras hijas se dieron cuenta de que aparte de los padres existen otras personas, en la comunidad en la que vivimos, que dominan nuestras lenguas maternas.
Ellas aprendieron a interactuar con los miembros de estos grupos en diferentes situaciones, sin usarnos como intermediarios o traductores.

Hablar según el entorno.
Una cara, un idioma.

4. Mitos, atribuidos al multilingüismo

Existen muchos mitos atribuidos al multilingüismo, que hemos escuchado como por ejemplo:

  • Los niños bilingües no hablan bien ninguno de los idiomas maternos, que intentáis transmitirle.
  • Vuestro hijo hablará más tarde que otros niños de su edad y tendrá problemas de vocabulario al comunicarse.
  • Educarlos de modo bilingüe hará peligrar sus capacidades de aprendizaje, especialmente en el sistema escolar alemán, etc., etc.

Bueno de cara a estos prejuicios y mitos, muchas veces algunos padres se ponen cierta presión interior y de manera consciente o inconsciente, dejan de hablar con sus hijos su lengua materna.
Os recomiendo: ¡Seguid vuestro instinto! No estáis transmitiendo solo un idioma. Estáis abriendo un abanico de posibilidades a vuestros hijos y una mejor comprensión de vuestros orígenes y culturas . ¡No bajeís los brazos!

No es evidente, aprender idiomas en medio de los adultos

 5. Mamá, Papá. ¡Juguemos juntos!

Los juegos didácticos para los niños son los mejores métodos para ampliar y estimular su vocabulario. Los niños son curiosos por naturaleza, y a partir de los 18 meses de vida son capaces de aprender una palabra cada 90 minutos, es decir 10 palabras o más por día! (Desarrollo del habla- Babycenter)
Aquí os proponemos algunas actividades que realizamos con nuestras hijas.

A partir de un año de edad
Rompecabezas de madera:

  • con animales (del bosque, de la granja, etc.)
  • con números, para nombrarlos a todos en cada idioma.
  • de letras, asi aprendemos el ABC cantando.
  • de frutas y/o verduras, etc.

A partir de dos años de edad

  • Juego de memoria de animales de la granja, de animales del bosque, etc.
  • Crear formas geométricas en cartulina e inventar una histora.
formas
Jugando con formas geometricas

A partir de 4 años de edad

  • Juegos de domino.
  • Rompecabezas.
  • Actividades preescolares de matemática, gramática, pintura, dibujo, motrozidad fina.

De 4 a 8 años de edad
Escuela de mamá, aprendemos poesias según la epoca del año.

Esc1 (1)
Mama’s School

¡Disfrutamos el ser niños otra vez!:-D

6. Cantar y bailar

Hoy en día llegamos a la información que estamos buscando en un par de clics. Por ello os propongo visitar los siguientes links:

Aprendo las vocales

El alfabeto

Cabeza, hombro, pierna y pie

Os asombraréis observando como vuestro pequeño amplia su vocabulario a través de la música. ¡Melodías y palabras se asimilan más fácilmente!
Pronto estará tarareando por los rincones de vuestro hogar.

Un Tipp: Buscad la misma melodía en cada idioma!

7. Rituales y más rituales con cuentos esta vez

Muchos de nosotros sabemos que los rituales antes de dormir o en otro momento del día favorecen y fortalecen la relación con nuestros pequeños.
En este caso nuestro mejor aliado es el libro, con las imágenes e historias que hay en ellos, incrementamos aún más el vocabulario de nuestros hijos. Aunque el libro se encuentre en otros idiomas, nosotros nombramos todo en nuestra lengua materna, describiendo las imagenes. Pero ahora que nuestras hijas están en edad escolar, leemos los libros en el idioma en el cuál estan escritos, para que nuestras niñas vean como se escriben las palabras que ya dominan. Así estimulamos a nuestras niñas a leer nuestros idiomas maternos también.

8. Jugar con la imaginación

En caso de no contar con un libro o un juego en nuestro idioma materno, podemos optar por inventar historias con nuestros pequeños. Os sorprenderéis al escuchar a vuestro hijo ampliar su vocabulario con sus propios cuentos.

Para los niños más grandes esta es una buena ocasión para animarlos a escribir. Con frases o situaciones que les sean familiares. Por ejemplo:

Cuando papá era niño, hizo campamento en los Alpes franceses… Y se encontraba con el tío…Durante la noche escucharon un ruido…era un lobo, etc.

9. Dibujar en viejas facturas o recibos

Me doy cuenta de que soy madre de niñas. Ellas hacen toneladas de dibujos en papel. Así que les hemos dado nuestras viejas facturas como papel para dibujar. Familia no os sorprendáis si recibid nuestras cuentas viejas ya estan pagadas.:-D

Utilizamos los momentos de dibujo para enseñarles los colores y las formas geométricas cuando están en edad preescolar sobre todo. Con mis nenas más grandes hemos empezado a crear cuentos a través de los dibujos. Por ejemplo: “El gusanito que no tenía casa

10. No te rindas!

Si os lo proponeís, vaís a encontrar actividades o ideas para que enseñeís a vuestros hijos vuestro idioma materno.
Surgirán dificultades probablemente porque, todavía hay personas que no están preparadas para encontrarse con niños de educación plurilingüe. Pero no os rindáis, estimulad a vuestros hijos y animaos a vosotros mismos a seguir el camino de la educación multilingüe. Ella cuesta un esfuerzo, pero la educación multilingüe brinda a vuestros hijos una gran ventaja y un abanico de posibilidades. Los niños son mental y culturalmente flexibles y tienen una mejor  percepción de las situaciones. Mantened firmes  vuestras reglas lingüísticas, así apoyáis mejor el desarrollo del lenguaje de vuestros hijos. Cuanto más idiomas hable un niño, mayor acceso tendrá este a otros países y otras culturas . Y sobre todo podrá comunicarse con la familia sin necesidad de tener un traductor al lado.